miércoles, 20 de julio de 2016

Balbuceos...

...o El día en que un cronopio se instaló en mi lengua.


¡Desahucio!

2 comentarios:

  1. Volver e irse no son acciones tan diferentes. A veces en lo que parpadeas, las confundes.

    ResponderEliminar